Etiqueta: Autismo

ESTE DISPOSITIVO PUEDE PREDECIR CAMBIOS EN EL COMPORTAMIENTO DE PERSONAS CON AUTISMO

Xalapa Ver., 22 de Agosto del 2019; Matthew Goodwin, científico de la Universidad de Northeastern, diseño un dispositivo que permite anticipar cambios en el comportamiento de personas con autismo.

Es una especie de pulsera equipada de biosensores que pueden medir diferentes indicadores como el ritmo cardíaco, la temperatura, el sudor, movimientos de los brazos, entre otros detalles. Analizando todos estos datos puede determinar si la persona presenta síntomas de estrés y predecir con hasta un minuto de anticipación cambios bruscos en el comportamiento.

Esta dinámica ayudaría a los familiares o cuidadores a prepararse para esas situaciones. Por el momento, las pruebas que certifican la eficacia de este dispositivo portable son limitadas. En una primera etapa, observaron por 87 horas el comportamiento y los cambios fisiológicos de 20 niños con autismo. Y según los resultados obtenidos, este sistema logró una precisión del 84%, anticipando 60 segundos antes un episodio agresivo.

Esperan ampliar las pruebas realizando el mismo procedimiento con un grupo de 240 personas con autismo en el futuro, gracias a fondos recibidos. Esto ayudará a entrenar sus modelos de aprendizaje automático, y quizás, anticipar con mayor margen de tiempo cambios bruscos en el comportamiento.

Habrá que esperar para ver cómo evoluciona este proyecto para estimar cuándo estará disponible. Y por otro lado, este proyecto puede incentivar a otros equipos a crear soluciones similar o potenciar la dinámica que propone la Universidad de Northeastern.

Crédito de la imagen: Adam Glanzman / Universidad Northeastern

PIDEN PADRES DE PERSONAS CON AUTISMO RESPETO A SU ESENCIA Y FAMILIAS

Por Janeth Díaz

Xalapa, Veracruz

En la mayoría de los casos, cuando una familia recibe la noticia de que un nuevo integrante llegará al hogar, hay felicidad y comienza la planeación del recibimiento, las pláticas de cómo será, qué logrará, etcétera. Al nacer el bebé, todo es algarabía, hasta que presenta comportamientos, que muchos calificarían como “anormales”. Es entonces, que acudiendo a los especialistas encuentra respuesta: Trastorno del Espectro Autista.

Resulta difícil para la familia entender el por qué, vivir el duelo, empaparse de información al respecto y buscar lo necesario para que el infante tenga calidad de vida. El autismo, no tiene cura, porque no se trata de una enfermedad, pero con terapias quienes viven con esta condición pueden lograr muchas cosas.

Sin embargo, hay otra dura prueba que las familias y la persona con TEA (Trastorno del Espectro Autista) tienen que enfrentar, la falta de tolerancia, respeto, empatía e inclusión.

Esto lo sabe de sobra, Ruvi Ávila Castillo, madre de un niño con autismo, quién buscando una mejor atención para su hijo, dejó su natal El Viejón, municipio de Actopan, en esta ciudad capital encontró las terapias que su hijo necesitaba, pero se topó con la discriminación.

“Pensé que aquí la gente era más amable, pero no, hasta los niños han discriminado a mi hijo. En mi pueblo, no sé porque es chico, pero allá me apoyaban, le mostraban cariño a mi niño”.

Aunado a esto, cuando el niño tiene crisis, las cuales pueden ser de llanto o gritos, le cuesta dominarse para no ser reactiva, más cuando siente los ojos de quienes están alrededor, señalándola.

“Alguna vez me han dicho que esos berrinches son porque es malcriado, que lo tengo mal educado. No es así, no entienden que  me esfuerzo por calmarlo, por no perder la paciencia”.

Esta situación la ha desmoralizado, de por sí, venir a Xalapa fue un gran sacrificio, dejó atrás familia, casa y sus gastos se triplicaron.

La falta de empatía, también ha provenido de médicos, “una ocasión mi hijo se metió un grano de maíz en la nariz, no podía estar quieto cuando el doctor se lo quería sacar y de plano me corrió del consultorio, me dijo que no lo podía atender, me salí llorando; su trabajo, lo tuve que hacer yo”.

Si un doctor que tiene más idea de lo que es el trastorno reacciona así, que se puede esperar de quienes tienen desconocimiento del tema.

Conforme el niño crece, su angustia aumenta, por poner un ejemplo, el menor tiene fijación por las piernas y cuando ve a una persona en minifalda o short, quiere tocarles las piernas, hay quienes lo toman a chiste, pero también personas que se ofenden, aunque el niño en ningún momento lo hace de manera lasciva.

“Pido disculpas cuando sucede, pero me gustaría que entendieran que así es mi hijo por su condición, que ellos también podrían tener un familiar igual, les pido que antes de juzgar, investiguen, que si les da curiosidad se informen”.

Como esta hay muchas historias, es por eso que el Centro Mexicano de Neurodiversidad y autismo INTEGRA, junto con padres de niños con TEA, organizaron actividades y el foro denominado: Hablemos de autismo. Respeto a la esencia de la persona y la familia, esto en el marco del Día Mundial de la Concienciación del Autismo, que se celebra cada dos de abril.

No pierda la oportunidad de informarse sobre este tema, eso hará el cambio para que la sociedad sea respetuosa e incluyente, porque quienes tienen este trastorno o algún otra situación del neuro desarrollo ante todo son personas, una etiqueta no es lo que los define.